Cerrillos: un docente construyó siete hornos de barro para comedores y merenderos

A la crisis histórica que viven los sectores vulnerables de la comunidad, se sumó la pandemia de Covid 19 que profundizó aún más sus carencias. Fue así que surgieron este año comedores y merenderos, para paliar la difícil situación por la que atraviesan muchas familias cerrillanas.

Javier Kairuz (54), docente salteño, decidió ponerse manos a la obra y colaborar con un arte que conoce desde muy pequeño, la construcción de hornos de barro. “Vengo de una familia de Metán Viejo. Cuando era chico a modo de juego fui aprendiendo de mi padre a construir hornos de barro. De grande, cuando los tiempos estaban difíciles, este oficio me ayudó mucho económicamente. Hice algunos hornos importantes como el de la iglesia San Francisco, de la ciudad de Salta”, contó a El Tribuno.

Ya son siete los hornos que lleva levantados en lo que va del año y que fueron donados a los merenderos Pequeña Dina (Bº Los Paraísos), Conquistando Sonrisas (Bº Los Paraísos) y en la Cocina de Anita, que funciona como un comedor. También al merendero Benjamín “Michi” Cari (Bº Congreso Nacional) y al de Juan Pablo II. “Hice otro horno en una casa donde se juntan los beneficiarios de un programa llamado Pan Solidario y otro en Pinares. También les llevo en este caso harina, azúcar y otros insumos”, relató el docente.

Maestro de escuela, profesor de matemática y también concejal, Kairuz recordó: “Desde que comenzó la pandemia, sentí que esa era mi tarea, mi aporte para con los sectores más vulnerables. Por mi tarea social me invitaron hace un tiempo a participar en política y quiero que eso ayude y no empañe lo que uno hace”.

Fuente: El Tribuno

Read Previous

Dos secundarios salteños entre los ganadores del Concurso Nacional de Cristales

Read Next

A través de una colecta solidaria, salteño logró comprar tubos de oxigeno