Artesanas recibieron en Alto La Sierra equipamiento del Banco de Herramientas

Son mujeres que desarrollan la marca “Thañí” (Viene del Monte), quienes en los meses previos a la entrega contaron con acompañamiento técnico, legal y recibieron capacitaciones en materia de emprendurismo. A través del programa de Nación, cuentan ahora con recursos para poder vender sus productos de manera on line.

La ministra de Desarrollo Social, Verónica Figueroa, encabezó la entrega de equipos electrónicos, que fueron financiados a través del programa Banco Nacional de Máquinas, Herramientas e Insumos, a mujeres de Santa Victoria Este.

En este caso, las beneficiadas con estos recursos es una red de 150 artesanas de las comunidades de La Curvita, Alto La Sierra y La Puntana (Santa Victoria Este) que elaboran una diversidad de objetos que representan a la cultura wichí. Las mujeres integran “Thañí”, que significa “Viene del monte” y fabrican textiles artesanales en fibra de chaguar como hilú (bolsos morrales mas conocidos como yicas), tchiluntí (bolsas), khañ’í (mochilas), notcheiá (muñecas), n’okahis les (sobres), n’okahis (cartucheras). Mientras que para el hogar también elaboran woyo’hi (cestería), wesaj ta pitaj (caminos de mesa), wesaj lhip (paños), n’ojunti (hamacas).

El proyecto se realiza en articulación con el INTA y desde el sitio web https://vienedelmonte.com.ar/ se puede acceder a toda la producción y realizar un pedido on-line. Para elaborar sus productos las artesanas buscan en el monte fibras de la planta de chaguar, recorriendo distancias de entre 15 y 20 kms, luego preparan las herramientas para recolectar las plantas, las pelan, las exprimen, las secan y machacan, para luego hilarlas, para teñirlas. Luego las vuelven a secar y las hilan en tejidos, para fialmente enlazarlas o tejer en telar.

Durante la entrega una representante de Thañí, se mostró muy agradecida por la visita e indicó que esperan poder seguir recibiendo ayuda y acompañamiento del Gobierno. “Los trabajos que realizamos con mucho sacrificio algunas veces no son reconocidos” dijo e indicó: “Hoy estamos contentos y le agradecemos su presencia”.

Al respecto, la ministra Verónica Figueroa les expresó que la entrega de computadoras y celulares se hace con el fin de que puedan acceder a un mercado on line donde ofrecer sus productos. “No es una simple entrega sino que desde Desarrollo Social vamos a continuar brindando acompañamiento en técnicas de marketing y comercialización. Para nosotros es un orgullo, un gusto muy grande poder acompañarlas. Es una oportunidad para sus familias y que todas las personas puedan conocer lo que hacen con estas técnicas y que sus productos los puedan tener otras personas del país y de otros lugares. Las vamos a ayudar no solo con el equipo sino con el acompañamiento humano, con personas que saben de marketing, de distribución, y dónde se puede vender. Estamos para todo lo que necesiten: que ustedes tengan éxito, para nosotros es un éxito”, concluyó.

Estuvo presente en la entrega la directora general de Articulación y Control de Gestión, Constanza Cintion detalló que a través de una serie de jornadas de asesoramiento, desde el ministerio de Desarrollo Social de la Provincia se continuará brindando acompañamiento técnico, legal y herramientas que permitan consolidar los emprendimientos que serán acompañados por el programa nacional.

El programa “Banco de Maquinarias, Herramientas y Materiales para la Emergencia Social”, que lleva adelante el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación permite financiar herramientas, materiales e insumos de proyectos socioproductivos con el fin de estimular las economías locales.

Artesanas recibieron en Alto La Sierra equipamiento del Banco de Herramientas
El proceso previo a la entrega

La entrega realizada en Alto La Sierra, ubicada a 2 horas de distancia de Santa Victoria Este, en el límite tripartito con Bolivia y Paraguay, comenzó con una serie de capacitaciones dictadas en febrero pasado desde el ministerio de Desarrollo Social de la Provincia.

Durante el proceso de acompañamiento, se inscribió a los sujetos de derecho en el Registro Nacional de Trabajadores de la Economía Popular (Renatep) y en el monotributo social. Se trató de un proceso integral y personal, basado en las necesidades detectadas en los emprendedores, y en la proyección de los requerimientos que necesitan para concretar su trabajo.

En todos los casos se trata de iniciativas de triple impacto, que buscan generar cambios a nivel social, medioambiental y de buen gobierno, buscando con el acompañamiento estatal hacer especial hincapié en el desarrollo económico, a través del consejo en los procesos administrativos internos de cada iniciativa, con el objetivo de lograr sus autonomías.

Recibieron capacitaciones y asesoramiento sobre la postulación a financiación de fondos sociales nacionales y sobre manejo de la contabilidad para emprendedores a través de convenios con la UNSA y mediante el uso de herramientas informáticas. También recibieron formación en el manejo de cuentas bancarias a través de plataformas digitales con el programa “Cuentas Sanas”, una iniciativa realizada por la Fundación Macro, que busca dar a conocer herramientas de economía a los emprendedores para sus proyectos.

Read Previous

En Salta mayores de 18 años ya pueden vacunarse contra COVID-19

Read Next

El hospital Materno Infantil continúa con el taller virtual sobre lactancia materna