Voluntarios de distintas organizaciones declaran el “Año de la Vida y del Niño por Nacer”

Distintos voluntarios de organizaciones sociales junto a PROVIDA declararon  el “Año de la Vida y del Niño por Nacer”.

En una manifestación de paz, conciencia ciudadana, orden, ciencia y respeto  se dio a conocer el valor y defensa de la vida desde la concepción, como el primer derecho, y como el derecho fundamental.

Susana Chavarría, una de las participantes dijo “No juzgamos. Pero creemos, que si no se respeta este primer derecho no existe por detrás ningún otro derecho. Puede haber Vida sin Libertad, pero no Liberta sin Vida”.

Así mismo se compartió la siguiente proclamación.

DECLARACIÓN “SALTA POR LA VIDA”

Ante esta grave situación planteada por el debate sobre la legalización del aborto, distintas personas e instituciones de la Ciudad y de la Provincia de Salta, queremos dar a conocer nuestra opinión unánime, clara y enérgica en defensa de la vida humana, desde la concepción. Para ello hacemos nuestros los principales puntos ya manifestados públicamente tanto por la Academia Nacional de Medicina, como por el Comité de Bioética y la Mesa Directiva del Colegio de Médicos de Salta.

 Junto a ellos, declaramos:

-Que el niño por nacer, científicamente es un ser humano cuya existencia comienza al momento de su concepción. Que, por los actuales conocimientos genéticos y embriológicos sabemos que el concebido es un nuevo individuo de la especie humana, con su identidad genética única, diversa del padre y de la madre. No se trata de un órgano ni de una modificación benigna o maligna del cuerpo de la madre. Se trata de un niño en las primeras etapas de su desarrollo, que necesita imprescindiblemente su lugar natural en el seno materno. Es el mismo niño que, una vez nacido, seguirá requiriendo de un ambiente y una atención especial.

– Que, desde el punto de vista jurídico, el Niño por nacer es sujeto de derecho, como lo reconoce la Constitución Nacional, los tratados Internacionales anexos y los distintos códigos nacionales y provinciales de nuestro país.

-Que el aborto no supone una interrupción, sino la destrucción de un embrión, y, por lo tanto, el impedimento definitivo de un ser humano a nacer. El aborto intencional es un acto de extrema violencia contra la mujer que termina, además, con la vida de un inocente y afecta a todo el tejido social.

-Que, siguiendo la tradición hipocrática enriquecida con el estado de la ciencia y la reflexión biomédica actual, afirmamos que NO es aceptable reconocer el aborto como una praxis médica, disponible al arbitrio de la voluntad de un solicitante.

-Que incorporar el aborto como una práctica social no es un avance, sino un gran retroceso en la vida democrática y que ataca la vida misma en su etapa inicial, pero ya objetivamente definida. Además el aborto, cualquiera fuesen las condiciones de su realización, no es inocuo para la mujer que se lo practica, sino todo lo contrario.

-Que el derecho a la “objeción de conciencia” de los médicos argentinos debe ser respetado y reconocido por las leyes. La obligación médica es salvar a los dos.

-Que la legislación debe disponer de medios para la efectiva asistencia a la madre gestante y al niño concebido, de manera que esté garantizada la salud de ambos y se atienda a los problemas que puedan afligirlos. Afirmamos que nada bueno puede derivarse para una sociedad cuando se elige la muerte como solución.

-Que la salud pública argentina necesita de propuestas que cuiden y protejan a la madre y a su hijo, acompañada de políticas que protejan y garanticen el desarrollo de las familias, base de la sociedad. (hasta aquí los “principios”)

Por todo lo expuesto, solicitamos a los responsables en los distintos ámbitos: legislativo, ejecutivo, judicial:

  • Se respete toda la legislación argentina en vigencia respecto al Niño por nacer.
  • Se proteja la familia y el derecho de los padres sobre sus hijos.
  • Se apoye con medidas concretas la maternidad y la vida, sobre todo en situaciones de vulnerabilidad.
  • Se respete la objeción de conciencia de los profesionales de la salud y de los representantes del poder judicial.

 ¡El pueblo de Salta defiende la Vida! así lo expresó saliendo en multitud a las calles el pasado 25 de Marzo, “Día del Niño por nacer”.

Pedimos a los medios de comunicación que no acallen, sino que, por el contrario, nos acompañen en la difusión de las iniciativas en defensa de la vida, y del trabajo sostenido que realizan tantas instituciones silenciosas en favor de la vida, los niños, los más necesitados y las familias.

Instauremos juntos la Cultura de la Vida. ¡Muchas gracias!

CONTACTO: prensaprovidasalta@gmail.com/

0387 – 155-636188

Fuente: Santo Remedio Salta

Read Previous

En el hospital Arturo Oñativia se realizarán estudios de la Voz

Read Next

Voluntarios arman cuchitas para mascotas del hogar y de la calle