Se recomienda tener precaución para evitar golpes de calor

En días de altas temperaturas se corre el riesgo de sufrir insolación o golpe de calor, lo que puede poner en peligro la vida, al provocar daños en el cerebro y otros órganos vitales, como el corazón, los riñones y los músculos.

Los golpes de calor suelen producirse por permanecer demasiado tiempo expuesto a elevadas temperaturas sin la debida protección y sin hidratarse. Otra causa puede ser el ejercicio excesivo para la edad y la condición física de la persona, sobre todo si se realiza bajo el sol o en lugares poco ventilados.

El mayor riesgo es para los adultos mayores, niños pequeños y personas enfermas o con sobrepeso. Para evitar complicaciones, se recomienda consumir abundante agua, aunque no se sienta sed, proteger la cabeza con sombrero o gorra, usar ropa clara y liviana y evitar realizar actividad laboral o deportiva bajo el sol en las horas de mayor intensidad.

Read Previous

Becas Progresar: Inscripciones abiertas hasta el 31 de enero

Read Next

Cómo actuar al estar en contacto estrecho con una persona que contrajo coronavirus