#OrgullloSalteño: La Cabo Principal Alejandra García presta servicios en el Comando de la Fuerza de Submarinos

Mar del Plata – La submarinista Alejandra García tiene 31 años y es oriunda de la Ciudad de Salta donde viven sus afectos. Cree que no hay provincia más linda que la suya, aunque confiesa que no la conoce en su totalidad: “En cada licencia viajo a Salta porque extraño a mi familia y amigos. Me falta mucho por conocer, pero cada vez que voy de vacaciones me hago una escapada y contemplo los cerros”, expresa con orgullo.

Su familia está constituida por sus padres, Antonia y Germán, quienes aún viven en la casa donde Alejandra se crió, en el Barrio Lamadrid. Tiene dos hermanos quienes son personal de la Gendarmería Nacional, Jesús Alberto y José Roger; y una hermana menor, Natalia Karen, quien es ama de casa y vive en Cerrillos, localidad cercana a la capital salteña.

Cursó sus estudios en la Escuela Primaria N° 4025 “Dr. Miguel Ortiz” y el secundario en el ex Colegio Normal, hoy “General Manuel Belgrano” N° 5095: “Mi escuela quedaba cerca de casa y recuerdo que siempre íbamos caminando con mis hermanos”.

Su ingreso a la Armada Argentina fue en febrero del 2008, incentivada por una amiga que le pidió que se inscribieran juntas. “Al momento de anotarme, no sabía qué era la Armada, y no conocía el mar; pero mi amiga tenía a su papá que había prestado servicio en la Institución y a un tío que fue tripulante del crucero ARA “General Belgrano”. Las dos completamos los papeles pero solo ingresé yo”, relató Alejandra con nostalgia.

Mientras cursaba la Escuela de Suboficiales de la Armada, eligió la especialidad de furriel porque le interesó la parte jurídica y administrativa. “Al ingresar a la Armada mi idea era seguir la carrera de Abogacía y recibirme para regresar a mi provincia, pero no sabía lo que me esperaba, mucho menos que iba a ser submarinista”, recuerda con emoción.

Su primer destino fue la Base Naval Mar del Plata, donde permaneció durante un año y medio en el Detall General, tiempo que le sirvió para conocer más sobre la especialidad Administrativa Naval.

En el 2011 realizó el Curso de Submarinos y recuerda que fue un año atípico porque era la primera vez que la Escuela de Submarinos (ESSU) tenía cursantes cabos femeninos. “En lo personal fue un desafío, el curso no fue fácil pero los compañeros que tuve me ayudaron muchísimo; fue un año de dedicación exclusiva y me siento muy orgullosa de las mujeres submarinistas que integran la Institución”, aseguró.

Respecto al curso y a su decisión de ingresar recuerda: “Yo no conocía mucho de la Fuerza de Submarinos, pero pedí realizar el curso y cada día que pasa me siento más identificada con el distintivo que llevo en mi pecho, con el sentido de pertenencia y siempre orgullosa de ser submarinista”.

Al egresar se fue en comisión a Tandanor, Astillero Almirante Storni, donde permaneció durante tres meses. “Era la única mujer en ese destino y quedé como encargada de las tareas administrativas. Al finalizar, regresé a la Base Naval Mar del Plata y me incorporé a la Secretaria General del COFS”.

Alejandra tuvo la posibilidad de realizar una inmersión y la describió como “una experiencia inolvidable”. Durante su carrera, estuvo de pase en el submarino ARA “Santa Cruz” donde contó realizaron varias navegaciones; en el 2014 en el ARA “San Juan” donde pudo realizar pruebas de máxima velocidad y profundidad y más tarde, de comisión en el ARA “Salta”.

También estuvo embarcada en la corbeta ARA “Guerrico”, y fue su primera experiencia en buques de superficie. “Durante los años que estuve embarcada realizamos distintos ejercicios tendientes a la capacitación del personal. Tuvimos varias navegaciones y patrullas en las 200 millas”, comentó.

Actualmente, la Cabo García se encuentra cumpliendo funciones en el Comando de la Fuerza de Submarinos en Mar del Plata: “Estoy como ayudante en la división Finanzas, realizando tareas administrativas donde cada día, doy lo mejor de mí”.

Alejandra García, mantuvo siempre su intención de continuar estudiando y logró obtener el título de Profesora en Ciencias Políticas en el 2017 aunque aseguró que su mayor expectativa es poder continuar navegando en submarinos.

Para la joven salteña, su carrera y la familia son lo más importante en su vida. “Mi familia siempre me apoyó en todo aquello que me propuse y en especial cuando elegí ser submarinista, aunque mi mamá se preocupe: una vez submarinista, siempre submarinista”, afirmó con convicción.

3 de septiembre: Día del Submarinista

Read Previous

Luciano De Cecco visitó a las jugadoras del Club Olimpo

Read Next

Incluir Salud brinda pasantía laboral a tres jóvenes con discapacidad