Las leishmaniasis son enfermedades endémicas que afectan al noroeste argentino

Es importante el diagnóstico temprano de las patologías, ya que tienen tratamiento médico y cura. Estas parasitosis infecciosas se pueden presentar de tres formas clínicas: Cutánea, cutáneo-mucosa y visceral.

Las leishmaniasis son enfermedades endémicas que afectan al noroeste argentino
“Las leishmaniasis son un grupo de enfermedades infecciosas producidas por el parásito leishmania, y son transmitidas por la picadura del mosquito hembra del género Lutzomia”, explicó la médica Luisa Ruiz Morales, del servicio de dermatología del hospital San Bernardo.

Estas enfermedades se caracterizan por comprometer la piel, mucosas y vísceras, según la especie de leishmania y la respuesta inmune del paciente. “El parásito tiene la capacidad de reproducirse dentro de las células y luego se transmite al hígado, o a otros lugares del cuerpo, como la piel o la mucosa”, dijo Ruiz Morales.

Además, la dermatóloga afirmó que las leishmaniasis son enfermedades endémicas que afectan al noroeste argentino, “generalmente se presentan más casos en la zona rural, por su vegetación arbórea densa”.

En la provincia, la forma clínica que más se presenta es la cutánea. Se la identifica por la presencia de una lesión ulcerosa que, con el paso del tiempo, no cicatriza. “Es indolora y no genera molestias”, expresó la profesional.

Ruiz Morales manifestó la importancia de la detección precoz de la leishmaniasis, porque “tienen tratamiento y cura”. Además, la dermatóloga definió como pacientes de riesgo a los inmunosuprimidos, obesos y desnutridos.

La dermatóloga explicó que es fácil diagnosticar esta patología, “se realizan estudios histopatológicos y hepáticos, lo que permite ver la presencia del parásito dentro de las células de nuestro organismo”.

En el servicio de dermatología del hospital San Bernardo, en lo que va del año, no se asistió a pacientes con diagnóstico de esta parasitosis. “Años anteriores recibimos personas del interior con leishmaniasis cutánea, luego de los análisis correspondientes, iniciamos el tratamiento con el antimoniato de meglumina, medicamento que se utiliza en las infecciones por leishmania”, concluyó Ruiz Morales.

Prevención

·Evitar las actividades al aire libre desde el atardecer hasta el amanecer;

·Usar mosquiteros; ropas protectoras y repelente de insectos.

· Construir viviendas con una distancia de -al menos- 400 metros a partir del límite de los bosques o áreas de densa vegetación.

·Limpiar patios y terrenos, para evitar lugares de cría del vector.

·No hay vacunas disponibles para prevenir la infección.

Read Previous

El San Bernardo afianza su perfil de hospital escuela

Read Next

Alumnos de la Escuela Técnica Nº 3100 lograron superar las barreras de la pandemia para innovar